24 de mayo de 2013

UN MUNDO EN UN GARABATO


Me encanta ver a los niños dibujando, pero no coloreando una "fichita", sino enfrentándose a un papel en blanco y ver como se les ilumina la mirada y cogen los colores, sin miedo, sin dudas. Son totalmente espontáneos, van dibujando sin angustiarse por el típico "¿y ahora qué dibujo?".

No sé muy bien cómo funciona este proceso, no sé si a veces ya tienen la idea y la plasman o si van dibujando y luego crean un significado o historia posteriormente. Quizá las dos cosas, según el momento . El caso es que el otro día me encontré esta preciosidad:


Me llamó la atención concretamente esta parte....





Pero lo que más me gustó fue la historia que encerraba esta pequeña obra de arte:

"Mira, este es el cielo, y tiene una cuerda y un asa, y si tiras de la cuerda se rompre el cielo y caen mariposas de colores, y empiezan a volar, flu! flu! flu! por aquí, por allí....Y también caen chuches, jejejejeje. El cielo es una piñata gigante! y hay que tirar fuerte de la cuerda, porque es muy grande .................."
(Irene. 3 años y medio)



Conclusión: No hay que subestimar un "simple" garabato porque puede encerrar un mundo entero!....







2 de abril de 2013

LA NIÑA Y LA FLOR MÁGICA

El otro día, íbamos para la cama los peques y yo, y mi hija (3 años y medio) me dijo: "Mami, cuéntame un cuento, pero sin dibujos". Al principio no entendí qué me estaba pidiendo, así que le pregunte: "¿sin dibujos?". Y ella me contestó: "Si, tu te lo imaginas y me lo cuentas".... Así que ahí me arranqué, e improvisé este cuento. Lo he modificado un poco para el blog dándole más detalles...:

LA NIÑA Y LA FLOR MÁGICA

Había una reina que quería ser feliz y por eso quería encontrar una flor mágica: La Flor de la Felicidad.

1 de abril de 2013

20 Abril FABRICA DE CUENTOS: Nuevas princesas y nuevos caballeros.(TALLER PARALELO)


¡Comenzamos con los talleres paralelos en la Escuela Infantil Aula Futura!

¿QUÉ ES UN TALLER PARALELO?

Son dos talleres realizados de forma simultánea, con la misma temática pero desde dos perspectivas distintas: Uno para madres y padres y otro para los niños. Se adaptarán los contenidos y la metodología para cada grupo. Y terminamos reuniendo los dos grupos (mamis, papis e hijos) en una actividad conjunta para finalizar el taller.

Es una nueva forma para que niños y adultos puedan disfrutar de nuestra Escuela de Padres, facilitar la asistencia de las familias y así aprender conjuntamente. Además ofrecemos herramientas para luego poder poner en práctica en casa.

Nuestro primer taller "PARALELO":



"FÁBRICA DE CUENTOS:  Nuevas princesas y nuevos caballeros"

SABADO 20 de ABRIL . De 10:30 a 12:30 h

Es un taller creativo donde aprenderemos a crear cuentos y sobre todo que estos cuentos coeduquen, que atiendan el valor de la igualdad, a través de los roles de los personajes del cuento, los mensajes que transmiten, etc....Podréis fabricar vuestros propios cuentos con los peques o quizá buscar nuevos cuentos en librería y bibliotecas....

Contenido del taller:

A.-Grupo mamás y papás (y abuelos, titos,etc)

1.-La Creatividad: Se puede aprender- Se debe aprender
2.-Coeducación: Los valores a través de los cuentos y sus personajes
3.-¿Fabricamos un cuento?. Se realizarán diversas actividades de coheducación, creación e improvisación.

B.-Grupo niños y niñas (de 3 a 6 años)

1.-Comenzamos el cuento: Lugar y personajes
2.-La magia y la aventura en un cuento
3.-¿Fabricamos un cuento? Se realizarán diversas actividades de coeducación, creación e improvisación.

Formadoras: Verónica Bermúdez (maestra, pedagoga y creativa)
                     Tahiré Eyras (maestra, formadora en habilidades y competencias, mamá de dos peques)

Para más información e inscripción al curso: Escuela Infantil Aula Futura (Pincha Aquí)

   

26 de marzo de 2013

CREATIVIDAD COMESTIBLE, Mmmmm qué rico!

El pasado viernes tuvimos una tarde lluviosa, con tormenta y todo. Ya sabéis lo que me gustan estos días...

Recien despertados de la siesta, pusimos un poco de música infantil, para ir activándonos.
Tomamos un poco de fruta de merienda.
Luego preparamos las cositas para nuestra "obra de arte comestible¨:

Materiales:

-Una bandeja o mantel de plástico de color claro, o al menos que no tenga dibujos.
-3 galletas machacadas
-Un puñado de pasas
-Un bote de sirope de chocolate.
-Palitos, tenedores o brochas de cocina (esas de goma para untar mantequilla o huevo)

Esta lista de materiales es sólo orientativa, porque podéis utilizar cualquier otro ingrediente que os guste más. Para mí este es bastante fácil de tener y de preparar. El sirope de chocolate es de marrón oscuro, casi negro, y contrasta bien con el fondo blanco de las bandejas. Las galletas le añaden relieve y textura a los dibujos y las pasas, sirve para poner ojos, lunares, y todo lo que se les pueda ocurrir a las cabecitas creativas.

Y lo mejor de todo, es que al terminar, mmm que rico están los dedos!
Aprovechamos también algunos trozos de manzana que sobraron para comerlos con chocolate....buenísimo!

Bueno, y este es el resultado. Disculpad si la calidad de las fotos no es muy buena.
Espero que os guste. ;)





23 de marzo de 2013

PADRES AUSENTES "PRESENTES" Y PADRES PRESENTES "AUSENTES"

Hace varios días que ando dándole vueltas a este tema pero no sabía muy bien por donde empezar. Mis pensamientos coinciden con una racha de mucho trabajo, el peque malito, dormir poco....Y antes de llegar a convertirme en el perfecto ejemplo de "en casa de herrero, cuchillo de palo", necesitaba parar, reflexionar, conectar, dedicar más tiempo a los míos y sobre todo darle a ese tiempo más calidad. Y aquí empieza el quid de la cuestión. El tiempo que le dedicamos a los hijos, en cantidad y en calidad...

Cusiosamente, cosas del destino me llegó un e-mail con esta historia:

EL NUDO EN LA SÁBANA
"En una junta de padres de cierta escuela, la Directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos, pidiéndoles que se hicieran presentes el máximo de tiempo posible. Uno de los padres se levantó y explicó, en forma humilde, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana. Cuando salía a trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo. Cuando regresaba era muy tarde y el niño ya no estaba despierto. Explicó, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia. El no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba redimirse yendo a besarle todas las noches cuando llegaba a su casa y, para que su hijo supiera de su presencia, él hacía un nudo en la punta de la sábana. Eso sucedía religiosamente todas las noches cuando iba a besarlo. Cuando el hijo despertaba y veía el nudo, sabía, que su papá había estado allí y lo había besado. El nudo era el medio de comunicación entre ellos. La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando constató que el hijo de ese padre, era uno de los mejores alumnos de la escuela. El hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros. Aquél padre encontró su forma, que era simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía, a través del nudo afectivo, lo que su papá le estaba diciendo. A veces nos preocupamos tanto por la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento. Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban, muchísimo más que regalos o disculpas vacías. Es válido que nos preocupemos por las personas pero es más importante que ellas lo sepan, que puedan sentirlo"
(desconocemos el autor)

Nada más leer este e-mail, dije....¡qué bonito!...Pero luego seguí dándoles vueltas al tema y no lo ví tan bien. Vemos a un padre efectivamente que ama a su hijo, que se preocupa por él, y en el abismo temporal que los separa, le envía su mensaje como si fuese desde el "más allá". Tienen ese código "secreto" que le da complicidad. Pero cuando este hijo tiene un problema ¿a quién se lo cuenta?, cuando tiene una dificultad ¿a quíen pide ayuda? cuando necesita compañía ¿a quién busca? cuando quiere divertirse ¿con quién juega?. Y este padre pronto se dará cuenta que su hijo ha crecido y se ha convertido en un adulto totalmente desconocido para él: no conocerá sus gustos, sus intereses, sus anhelos o sus sueños, su vocación, sus talentos.... No los conoce porque no ha estado allí. Y entonces ¿qué? Es como las historias de amor en la distancia que son tan difíciles de sostener...Y he aquí un ejemplo extremo de padre ausente "presente", que dentro de su ausencia intenta hacerse presente aunque sea haciendo un nudo en la sábana, quizá aprovechando al máximo sus fines de semana o sus vacaciones, quién sabe.

En definitiva no podemos ver normal lo que no es normal. Que no nos lo hagan ver bonito. Tiene que haber presencia física de los padres en la vida de los hijos, tiene que haber unos mínimos. ¿cuáles? No lo sé, pero las políticas de conciliación y los horarios de trabajo aún dejan mucho que desear. Tienen que ir hacia la coherencia, deben ir a mejor.

Pero, como siempre ando en mis ambivalencias, mis dudas y mis términos medios... me acuerdo de este vídeo que me llegó hace tiempo


Y me acuerdo a algunas familias con las que me he cruzado por la vida. Y nos encontramos el otro extremo: los padres presentes "ausentes" Aquellos que pueden estar 24 horas con sus hijos pero como si no estuvieran, no hay comunicación, ni escucha, ni ganas, ni intención. Y si añadimos la cantidad de distracciones de las que disponemos hoy en día: televisión, móvil, internet, etc...Esta "ausencia" mental se hace más intensa. Por eso, a veces un presentismo constante no es garantía de que haya comunicación, atención y amor.

Y en medio de estos dos extremos nos encontramos un abanico multicolor de familias y sus circunstancias. La gran mayoría haciéndolo lo mejor que podemos. Muchos con cargo de conciencia por no poder estar más tiempo con ellos.

Y aquí está mi debate interno que quiero compartir con todos vosotros entre la cantidad tiempo con los hijos y la calidad de ese tiempo dedicándole atención plena. ¿Cómo llegar a un punto de equilibrio?. Algunos me diréis que lo ideal pues sería presencia máxima física y mental, 24 horas. Pero siendo algo realistas, esto es bien difícil.

Debo confesar que de vez en cuando necesito que mis peques pasen una tarde con los abuelos o con el papi. Desconectar para volver a conectar. Porque luego vuelvo con más energía para de estar "presente" en cuerpo y alma con mis hijos. Tener una tarde para poner mis asuntos al día, la casa, papeleo, trabajo o simplemente para tomar un poco de calma.
 ¿Pero dónde poner el límite?,¿ Cómo detectar si hay desiquilibrio en cantidad y calidad de ese tiempo?
Me encantaría conocer vuestra historias, comentarios, opiniones...